Presidente del Banco Credit Suisse, Axel Lehmann, se disculpó con los accionistas el martes tras la venta forzosa de la entidad a UBS para evitar su quiebra el mes pasado y aseguró que el banco no podía salvarse por lo que tenía que ocurrir una fusión.

“Lamento que no hayamos podido frenar la pérdida de confianza acumulada durante varios años y que los hayamos defraudado”, dijo el ejecutivo en la inauguración de la última reunión anual del banco luego de 167 años de historia.

Después de años de escándalos y malas apuestas financieras, el banco no ha podido soportar una pérdida de confianza exacerbada por las turbulencias bancarias mundiales de las últimas semanas.

El 19 de marzo, el banco fue vendido a su rival UBS por US$3.250 millones luego de duras negociaciones que incluyeron el liderazgo del gobierno suizo.

El objetivo de los reguladores era evitar un colapso que amenazara con desencadenar un efecto sistémico en el resto del sistema financiero.

El objetivo de los reguladores era evitar un colapso amenazó con tener un impacto sistémico en el resto del sistema financiero porque era uno de los bancos más interconectados del mundo.

Los accionistas se indignaron durante la reunión tras ver evaporarse su inversión con la venta del banco y que no fueran consultados sobre la fusión, algo que se debe hacer en este tipo de operaciones pero que la urgencia impidió.

«Perdí US$11.000. Es mucho dinero para mi familia», dijo el accionista a la Agence France Presse. a la entrada de la asamblea donde había presencia policial para evitar el desbordamiento.

El directorio defendió la decisión de vender a UBS, viéndola como la única opción viable.

«El banco no se pudo salvar. Al final, solo había dos opciones: liquidación o quiebra. Tenía que haber una conexión», razonó Lehmann en un comunicado difundido por DPA y Bloomberg.

El saldo de la tensión bancaria reciente también dejó a Silicon Valley Bank (SVB) y Signature Bank en Estados Unidos.

La última opción «conduciría al peor de los casos» con «pérdida total para los accionistas, riesgos impredecibles para los clientes y graves consecuencias para la economía y los mercados mundiales».

Lehmann dijo que confiaba en sus planes para eventualmente reestructurar el banco hasta lo que llamó «la fatídica semana de marzo», cuando una combinación de aumento de las tasas de interés, inflación y volatilidad del mercado hizo que el banco fuera particularmente vulnerable.

Aseguró que, junto con UBS, están «comprometidos» en buscar la mejor solución posible para los empleados y «acortar al máximo este periodo de incertidumbre».

«Nos estamos quedando sin tiempo. Esto me llena de tristeza», dijo el director ejecutivo Ulrich Körner en el mismo sentido.quien señaló que las corridas que ha sufrido el banco desde finales del año pasado fueron fruto de «rumores y especulaciones sin fundamento».

Körner confirmó que la situación condujo a una «acción rápida y decisiva» y aseguró que un colapso «sería catastrófico no solo para Suiza sino también para la economía mundial».

El vicepresidente del Banco Nacional Suizo – el banco central del país – Martin Schlegel, en el mismo espíritu de los directores del banco, confirmó que esa es la única salida.

Sin la compra de UBS, «era muy, muy posible que hubiera habido una crisis financiera en Suiza y el resto del mundo».dijo en declaraciones televisadas el lunes.

El saldo de la tensión bancaria reciente también dejó a Silicon Valley Bank (SVB) y Signature Bank en Estados Unidos.

Como dijo el CEO de JPMorgan en una carta a los accionistas, Jamie Dimon, los efectos «todavía no han terminado» y «se sentirán durante años».

Consideró que la turbulencia se debió, entre otras cosas, a la ausencia de pruebas de estrés de los efectos que traería un aumento en las tasas de interés.

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, dijo el lunes que la situación bancaria se está «estabilizando» con una caída en la salida de depósitos que afecta a los bancos pequeños y medianos.

CFO en Interconsulting S.A
¡Hola! Mi nombre es Ana Sanchez y soy un apasionada del mundo de las finanzas. Desde muy joven, me interesé por entender cómo funcionan los mercados y cómo puedo ayudar a las personas a tomar decisiones financieras inteligentes. Después de estudiar en la Universidad de Buenos Aires y trabajar en el sector financiero por varios años, decidí compartir mis conocimientos y experiencia con el mundo a través de este blog.
Ana Sanchez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *