Todas las muestras analizadas por el Laboratorio Nacional del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) arrojaron un diagnóstico negativo de influenza aviar (IA) H5El por segundo día consecutivo, informó este jueves el organismo.

De esta forma, de más de 200 notificaciones analizadas por los laboratorios del Senasa, a la fecha aún hay 40 casos confirmados en aves de traspatio (32), en libertad (4) y en el sector comercial (4).

Están distribuidos de la siguiente manera: 16 en Córdoba, nueve en Buenos Aires, cuatro en Neuquén, cuatro en Santa Fe, dos en Río Negro, uno en Chaco, uno en Jujuy, uno en Santiago del Estero; uno en San Luis y otro en Salta.

“A la fecha tenemos cuatro casos confirmados en el circuito comercial (General Alvear y Mar del Plata en Buenos Aires, uno en Río Negro y otro en Neuquén)”, dijo el Senasa.

Importante: La gripe aviar no se transmite por comer carne o huevos; Se transmite a los humanos solo cuando se manipula un pájaro enfermo; Por ello, en caso de sospecha, se debe avisar al Senasa para que retire las aves.

Fuentes del organismo de salud recordaron que “la enfermedad ingresó al país por las rutas migratorias de aves silvestres que vienen del norte, de Estados Unidos y Canadá, donde tienen la enfermedad desde hace varios años”.

También confirmaron que si bien en cuanto al número de aves muertas o sacrificadas, “todavía no tenemos estadísticas oficiales, el número aproximado es de 200.000, entre las aves que fallecieron por enfermedades y medidas de higiene (en las cuatro granjas comerciales donde se detectaron casos)”. .

Al respecto, el Senasa anunció que continuaron los trabajos de desinfección en la finca en las afueras de la ciudad de Mar del Plata, donde el pasado viernes se confirmaron los casos, y aclaró que ya no se reportan positivos en la zona.

El titular del centro regional Buenos Aires Sur del organismo, Víctor Manuel Baldovino, informó a Télam que tras el brote del contagio registrado en un inmueble de la zona de La Polola, a 15 kilómetros del centro de Mar del Plata, el La excavación realizada en esta zona no tuvo éxito. detectar nuevos casos.

Baldovino precisó que de las 20.800 aves que había en la zona afectada, 128 tuvieron que ser sacrificadas por precaución, mientras que todas las demás murieron directamente por el virus.

Aseguró que a partir del sábado “se realizó un rebusque en instalaciones ubicadas en un radio de tres kilómetros donde podían estar presentes aves de traspatio -como gallinas, gallinas, patos, gansos-, pero no se destacó ningún caso”.

Autoridades regionales del Senasy tienen previsto realizar un encuentro con productores y autoridades del distrito de General Pueyrredón, donde hay registradas 36 fincas comerciales, así como del vecino distrito de General Alvarado.

En la finca afectada se crearon fosas para almacenar los restos de los animales muertos, y se prosiguió hasta el viernes el entierro de las camas en las que había estado descansando, junto con cualquier material potencialmente patógeno.

Al dar a conocer el protocolo que se aplicará, Baldovino dijo que después de la desinfección, el sitio permanecerá libre de aves durante un mes, y luego de nuevas inspecciones, «se ingresarán aves de validación para esperar 14 días por cualquier signo o síntoma antes de que pueda comenzar la repoblación». .»

Autoridades regionales del Senasy tienen previsto realizar un encuentro con productores y autoridades del distrito de General Pueyrredón, donde hay registradas 36 fincas comerciales, así como del vecino distrito de General Alvarado.

“Cuando se detecta un brote, se establece una zona de perifoco y contención donde se trabaja para evitar la propagación de la enfermedad, que incluye el despoblamiento sanitario y la contención; en todos los casos, el trabajo se coordina con las áreas provinciales de salud, medio ambiente y producción, y con los municipios para ejecutar las medidas sanitarias”, explicaron fuentes del Senasa.

Para los especialistas, “lo importante es recalcar, por eso estamos fortaleciendo toda la comunicación para que los fabricantes refuercen sus medidas de bioseguridad”.

“Otra cosa muy importante es que no se transmite por comer carne o huevos, se transmite a los humanos solo por tocar un ave enferma, por lo que en caso de sospecha se debe informar al Senasa para retirar las aves”, agregaron. .

CFO en Interconsulting S.A
¡Hola! Mi nombre es Ana Sanchez y soy un apasionada del mundo de las finanzas. Desde muy joven, me interesé por entender cómo funcionan los mercados y cómo puedo ayudar a las personas a tomar decisiones financieras inteligentes. Después de estudiar en la Universidad de Buenos Aires y trabajar en el sector financiero por varios años, decidí compartir mis conocimientos y experiencia con el mundo a través de este blog.
Ana Sanchez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *