Sábado 19 de septiembre de 1970

EL LITORAL  

Enfoques de Agustín Tosco acerca del sindicalismo 

Siguiendo con la programación cultural del Centro de Estudiantes de Derecho para el presente año lectivo, viajó a esta ciudad el dirigente gremial de Luz y Fuerza de Córdoba, Agustín Tosco, quien ofreció una conferencia de prensa en el “Aula Alberdi” de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales. 

El movimiento obrero argentino 

Sobre el significado del movimiento obrero argentino dijo que es el factor fundamental en el proceso de liberación nacional. Con todo, impugnó la conducción a la que se le quiere sujetar, porque secunda sumisamente el plan que coarta el auténtico despegue obrero.

Al requerírsele sobre la polarización del movimiento obrero, respondió que lo está, en cuanto desea definir sus aspiraciones y busca no  las direcciones individuales sino todo lo que hace a la solución integral de los problemas que actualmente lo afectan: salario, estado de sitio, expresión, política.

“Puede afirmarse, dijo, que es toda la familia obrera y popular la que está constituyendo un factor humano mayoritario que no teme entrar en lucha decidida hasta conseguir sus derechos”. 

Unidad del movimiento obrero 

Siempre respondiendo a preguntas, de los periodistas, manifestó su opinión de que, contra declaraciones de algún dirigente gremial, no necesariamente el peronismo es la columna vertebral del sindicalismo obrero; “aunque, acotó, no se puede ser verdadero revolucionario sin ser peronista”.

En cuanto a las razones por las que no concurrió al congreso normalizador de la CGT. Declaró que, fundamentalmente, se debió a una situación gremial ya que el gremio de Luz y Fuerza, filial Córdoba, se hallaba intervenido y, por otra parte, por disparidad de orientación, especialmente en cuanto al colaboracionismo con el gobierno. Más adelante reafirmó su creencia en la unidad del movimiento obrero argentino afirmando que el sindicalismo tiene como función especial en los tiempos presentes el enfrentamiento a la conducción esclavizante del país, con el empleo de los medios más eficaces. 

Sindicalismo y violencia 

En relación a la violencia en pro de una auténtica revolución, el Sr. Tosco aclaró que no necesariamente la liberación debe conseguirse por la lucha armada, ya que existen otros caminos más eficaces, tales como la posibilidad de opción del pueblo.

También dijo que no es partidario del terrorismo y la violencia; y expresó que el origen de esas manifestaciones de fuerza no es otro sino el régimen opresivo en que está viviendo el país.

Admitió la presencia del cambio en las filas de la Iglesia argentina, como se da en otras partes del mundo. Distinguió la Iglesia “vieja” de corte oligárquico, y la Iglesia “nueva”, nacida a partir del Vaticano II, y según la cual, al hombre no se lo libera sólo al darle la extremaunción, sino al administrársele el bautismo. 

El futuro argentino 

“El futuro del pueblo argentino –dijo- no llegará con seguridad para el mundo obrero hasta el momento en que no haya un gobierno que respete la voluntad del pueblo. Mientras el pueblo y los gremios deben luchar contra el fraude político que es fragua en la Casa Rosada”.

Al preguntársele sobre la participación en el gobierno actual de ciertos militantes de algunos partidos políticos, el Sr. Tosco manifestó que debe admitirse que en todas las instituciones se está viviendo una crisis en la que no faltan oportunistas.